Termocepción

sentidos-120913_gde

Un termostato interno mantiene nuestra temperatura corporal a 37 °C Para nuestro cuerpo es crucial detectar el calor y el frió. Así se garantiza que nuestros órganos internos se mantienen a la temperatura correcta para funcionar y se evita que sean dañados por los extremos. Mediante una serie de nervios en la piel detectamos la temperatura de nuestras extremidades y el hipotálamo supervisa la temperatura corporal. Como somos animales de sangre caliente, generamos enormes cantidades de calor al quemar azúcares para liberar energía. Esto ayuda a mantenernos calientes, pero para  mantener una temperatura constante, se tienen que realizar ajustes para compensar los cambios en el entorno o en nuestro nivel de actividad. Para los cambios inmediatos, el cerebro ordena al cuerpo que tiemble o que sude, y para la regulación a más largo plazo, se reduce o se aumenta la producción de hormona de la tiroides, que altera el ritmo…

El sentido del dolor

dolor-neuropatico

Este sentido nos permite distinguir entre un toque inofensivo y un posible daño En la piel y los órganos hay nociceptores, unas terminaciones nerviosas especializadas que, a di ferencia de los nervios sensoria les normales, no se activan mediante la estimulación de bajo nivel, si no que esperan hasta que la temperatura, la presión o el nivel de una sustancia tóxica seasuficiente para causar daño en el cuerpo. La activación de esos nervios puede desencadenar un reflejo de retirada rápido para alejamos del estímulo perjudicial y, a largo plazo, actúa como disuasorio, enseñándonos a evita r lo que causó la sensación desagradable. La capacidad de sentir estímulos que dañan es distinta de la sensación de dolor, y la sensación de estar familiarizado implica una importante cantidad de procesamiento en el cerebro posteriormente. Receptor del dolor Los nociceptores solo se activan si el daño al tejido es inminente, para alertar al…

El equilibrio

como-mantener-el-equilibrio-en-yoga-algunos-trucos-01

El sistema vestibular del oído interno gestiona el equilibrio y ofrece información vital sobre el movimiento y la posición de la cabeza. Dentro del oído hay tres canales semicirculares, cada uno de los cuales está lleno de liquido. En un extremo de cada canal hay un bulto que soporta una serie de pelos sensitivos. Cuando movemos la cabeza, el liquido también se mueve, doblando los pelos diminutos y enviando información sobre el giro de la cabeza al cerebro.Los órganos otolitos contribuyen a determinar qué es arriba y abajo. La propiocepción nos permite hacer el seguimiento de la posición de nuestros cuerpos en el espacio sin mirar. Gracias a este sentido podemos hacer los diminutos ajustes que evitan que nos caigamos cuando estamos de pie, nos ayuda a juzgar la distancia al andar, y nos permite coordinar movimientos complejos como montar en bici o tocar el piano. Los receptores responsables ¡…

Los otros sentidos

cinco-sentidos

Como los cinco sentidos humanos clásicos acaparan toda la atención, resulta sorprendente saber que hay varios sentidos más trabajando silenciosamente en segundo plano. Tomemos como ejemplo algo tan simple como sentarnos a comer. Los cinco sentidos están activos, viendo y oliendo la comida del plato, experimentando el gusto y la sensación cuando la metemos en la boca y el sonido cuando la masticamos, pero sin nuestros demás sentidos, la experiencia no sería la misma. El simple acto de sentarse a la mesa y llevar la comida del plato a la boca es una hazaña sensorial. Como no podemos estar mirando nuestras extremidades todo el tiempo, las posiciones de las articulaciones y la tensión de los músculos se están midiendo constantemente, de modo que podamos comer sin tener que estar examinando en detalle lo que hacemos. Para permanecer equilibrados mientras alcanzamos cosas en la mesa, las estructuras especializadas del oído interno…

El cocodrilo carnicero

maxresdefault

El cocodrilo carnicero se encontraba en la cima de la cadena alimenticia hace 231 millones de años Cuando el supercontinente Pangea se estaba descomponiendo, criaturas de 2,7 m de altura y dientes afilados vagaban por el área que se convertiría en Carolina del Norte en Estados Unidos. Recientemente, los paleontólogos han descubierto partes del esqueleto de un Carnufex carolinensis, antepasado de los cocodrilos actuales. Apodado el Carn icero de Carolina, se cree que usaba sus dientes como cuchillas para cortar la carne de sus presas, que probablemente fuesen reptiles acorazados y los primeros parientes de los grandes mamíferos. Como sus antebrazos eran muy cortos, también se sospecha que la criatura caminaba sobre dos patas, de manera parecida al T-Rex.

Derrotar superbacterias

anticuerpos-bacterias_0

Al igual que los humanos, las bacterias tienen variaciones en sus genes que les otorgan características ligeramente distintas. Esto significa que algunas bacterias sucumbirán a los antibióticos más rápido que otras. Si las más resistentes sobreviven al tratamiento con antibióticos, podrán desarrollarse para crear una colonia entera con las mismas ventajas genéticas. El antibiótico que hemos tomado antes dejará de ser eficaz para tratar la infección. Cuantos más antibióticos se tomen, más veces se repetirá este ciclo y ahora ya hay varias cepas de bacterias que son capaces de resistir los efectos de algunos de nuestros fármacos más potentes. Pero lo más preocupante es que los genes de resistencia a los antibióticos se pueden pasar de una bacteria a otra e incluso entre especies. ¿Cómo sobreviven las bacterias a las medicinas más potentes? 1 Genes distintos Como nosotros, las bacterias individuales de la misma especie pueden tener perfiles genéticos ligeramente distintos. 2 Antibióticos…